lunes, 12 de octubre de 2009

Andrés Calamaro - Pavelló Fontajau, Girona, 11 de Octubre de 2009

10 años hacía que no había visto a Andrés Calamaro en directo. Desde el concierto en Bikini durante la gira del "Alta suciedad" y de los dos conciertos posteriores durante la gira del "Honestidad brutal", en 1999, no lo había visto más. Aunque no por eso le habia dejado de seguir la pista. Su música me ha acompañado en muchos momentos de mi vida, y no precisamente en los mejores. Durante esos días era confortable el saber que no estabas sólo. Escuchándole, dejabas de ser un "rara avis" y pasabas a ser uno más en la lista. Aunque ayer pasaba totalmente lo contrario, Andrés me acompañaba en uno de los mejores momentos de mi vida.
Había leído que Calamaro había estado hecho una mierda, que había llegado a tocar fondo y después de una temporada desintoxicándose de sus antiguos vicios, volvía a la carga. El anterior disco, "El palacio de las flores", me parecía bastante flojo pero en este último ha vuelto a recuperarse. En mi modesta opinión, creo que ha sacado un muy buén disco.

Y a lo que íbamos, Lo de ayer, por varios motivos, sabía que mi reencuentro con Andrés iba a ser "especial". Me gustó mucho ir a Girona a ver el concierto. Se estaba mucho más tranquilo que en Barcelona, nada de masificaciones ni aglomeraciones en la entrada. Además era el último de la gira y eso le daba más morbo a la cosa. Entramos y después de coger un buén sitio y tomarnos una cerveza tranquilamente, se apaga la luz y sale la banda. Andrés canta a capella "Gracias a la vida" en honor a la cantante argentina Mercedes Sosa, la cual había fallecido hacía una semana, y la banda empieza a tocar el "Jumpin´Jack Flash" de los Rollings para empalmarla con "El salmón". Por lo que se ve, ha venido a demostrar que todavía está en forma.
Bateria, teclado, bajo y tres guitarras. Cuatro si contamos que en muchas de las canciones Andrés también tocaba su Fener Telecaster. Le debe haber pasado como a Nick Cave, que también a aparacado el piano para tocar una Fender Telecaster. Debe ser que los dos están en estado de gracia.
El segundo tema, para mi sorpresa fué, "Mi enfermedad" . Sonaron bastantes temas de Los Rodriguez: "Canal 69", "Palabras más, palabras menos", "La mirada del adiós" y una extraña versión de "Salud (dinero & amor)".
También hubo momento para tangos. Acompañado únicamente por el teclista, cantó "Jugando con fuego" y otro más que no tengo ni pajotera idea de como se llamaba.
El resto fué un sin parar de temas de todos sus discos donde Andrés se dejó la piel en cada uno de ellos. "Son la nueve", "Paloma", "Alta suciedad", "Flaca", "Crimenes perfectos" (sublime!!), "Los aviones", "Me arde", "Media Verónica", "Estadio Azteca" (apoteósica!!), "El día de la mujer mundial", "Socio de la soledad"..... Y del último disco, "Mi Gin Tonic", "Los chicos", "Soy tuyo", "Cada una de tus cosas", "Carnaval de Brasil"...

No están todas. Algunas no las conocía y de otras no me se los títulos pero que más da. Me emocioné y me desgañité (mi foniatra me mata) cantando muchos de esos temas que han formado parte de mi vida. Grácias Andrés !

3 comentarios:

Javier dijo...

También estuve. Me pareció un buen concierto, bastante mejor cuanto más potentes los temas, cosa normal con esas cuatro guitarras.

sònia dijo...

¡Qué envidia! A mí, Calamaro también me ha acompañado a lo largo de la vida... en los buenos y no tan buenos momentos.

¡qué bien leerte de nuevo!

un besazo!!! I miss you!

sònia

Blackrose1985 dijo...

Yo también estuve, fui desde Tenerife a verle. Lo vi en Mayo en Salamanca, y este concierto creo que estuvo mejor porque Andrés estuvo mucho más simpático y parecía más entregado y emocionado. Aunque se echaron en falta temas clave como Te quiero igual.
Aun así, increíble.
Gracias por escribir sobre el concierto!
Un beso