miércoles, 10 de septiembre de 2008

Panem et circense

Las fiestas de la ciudad de Barcelona ya son aquí. La Merçè llega con más alegría que nunca.
La revista informativa del Ajuntament de Barcelona habla de ello. Todos los periódicos hablan de ello.
Hoy, a la hora del almuerzo he cogido uno al azar, concretamente el "20MINUTOS" y me he encontrado con este titular:

"Més oferta, escenaris i pressupost a la Merçè per passar millor la crisi"
Rápidamente he ido al ordenador del trabajo a realizar una consulta en el Wikipedia.

Panem et circenses

«Panem et circenses» («Pan y circo») (literalmente, «pan y juegos del circo») es una locución latina peyorativa de uso actual que describe la práctica de un gobierno que para mantener tranquila a la población u ocultar hechos controvertidos, provee a las masas de alimento y entretenimiento de baja calidad y con criterios asistencialistas.
Gramaticalmente, está formada por el acusativo de panis, -is ('pan') y el acusativo de circensis, -e ('circense').

Origen

La frase fue creada en el siglo I por el poeta romano Juvenal y se encuentra en su Sátira X (81). En su origen describía la costumbre de los emperadores romanos de regalar trigo y entradas para los juegos circenses (carreras de carretas y otros) como forma de mantener al pueblo distraído de la política.
Julio César mandaba distribuir el trigo gratuitamente, o venderlo muy barato, a los más pobres, unos 200 mil beneficiarios. Tres siglos más tarde, Aureliano continuaría la costumbre repartiendo a 300 mil personas dos panes gratuitos por día.
Bona Merçè !!


2 comentarios:

Miquel Carol dijo...

estoy completamente de acuerdo, personalmente a los futboleros los suelo picar con un, hace 2mil años tenían gladiadores y ahora hemos "evolucionado" al fútbol. Con lo que seguimos igual.
La verdad personalmente me jode, porque es parte de la pasta que nos sablean por impuestos de todo tipo en la ciudad, y quien mas las disfruta muchas veces son los propios guiris. Recientemente me entere de que el Tour el año que viene pasa por Barcelona, menuda gracia pense, eso si a golpe de talonario como se han hecho de siempre las cosas en esta ciudad.

Anónimo dijo...

Si no us agrada la ciutat que us estan fent, per què no en marxeu?
Us heu adonat de la quantitat de restaurants i bars que hi han pel centre de Barcelona? Si no hi ha festes, ni turistes, ni s'obliga a la gent a caminar pels carrers, qui entrarà a consumir? Hauran de tancar els locals? I els pobres treballadors, els hauran de retornar als seus països d'origen?
Visca la Barcelona lúdica! Amunt el comerç! Acabem amb la cultura!